Monitor del Sahel Mayo 2023

Análisis mensual de actividades yihadistas, conflictos armados y la situación bélica en la región

Pieter Van Ostaeyen
Counter Extremism Project

Este sexto informe analítico mensual basado en observaciones de fuentes abiertas sobre las actividades yihadistas en todo el Sahel se centrará en los acontecimientos más significativos ocurridos en mayo de 2023.

Tras la relativa calma de los meses anteriores y la ausencia de una notable «campaña del Ramadán» que caracterizó el periodo del informe anterior, los atentados parecen haber vuelto a los niveles habituales. En total, los grupos en observación han reivindicado 59 operaciones diferentes. La propaganda de Jama’a Nusrat ul-Islam wa al-Muslimin’ (JNIM) también destacó un ataque del ejército maliense y del Grupo Wagner contra los pueblos de Nantaka y Biafil, en la zona de Mopti. Al parecer, cinco aldeanos resultaron muertos. Al informar sobre este ataque, el JNIM pretende afirmar que el grupo está ayudando y protegiendo a la población local en su lucha contra el régimen militar y los mercenarios rusos. En Malí surgen con regularidad informes sobre atrocidades cometidas por las fuerzas vinculadas al régimen. Sin embargo, ésta es la primera vez que un ataque de este tipo se utiliza en la propaganda terrorista.

Una tendencia notable durante este periodo fueron los informes sobre intensos combates entre el Estado Islámico en el Gran Sahel (ISGS) y el JNIM en Malí, Burkina Faso y Níger. Esto demuestra que las zonas operativas de ambos grupos terroristas se han ampliado hasta tal punto que empiezan a surgir conflictos por los recursos y la influencia. No obstante, queda por ver si esto conducirá a un debilitamiento mutuo sostenido de los dos grupos a lo largo del tiempo.

El JNIM también participó activamente en varios enfrentamientos graves con el Grupo Wagner en Malí, mientras que la Provincia del Estado Islámico en África Occidental (ISWAP) lanzó varias operaciones en Nigeria, centradas en las Fuerzas de la Coalición Africana (es decir, la Fuerza Multinacional Unida Africana o MNJTF) desplegadas por todo el país. En total, el ISWAP lanzó cuatro ataques suicidas con artefactos explosivos improvisados transportados en vehículos (VBIED) contra objetivos del ejército nigeriano y de la MNJTF.

Atentados en el Sahel – Tendencia general

Aunque se produjo un fuerte aumento del número de operaciones reivindicadas durante el mes de abril de 2023 (68, lo que supone un incremento de casi un tercio en comparación con marzo), durante el mes de mayo el número de operaciones reivindicadas descendió ligeramente hasta 59. Esto demuestra la alta volatilidad que sigue existiendo en la región, ya que esta cifra es relativamente alta en comparación con el comienzo del año. Además, una proporción significativa de los ataques reivindicados en mayo fueron de impacto relativamente alto.

Múltiples operaciones del ISGS también tuvieron como objetivo al JNIM, causando, según los informes, decenas de víctimas en Mali, Níger y Burkina Faso. El JNIM centró sus operaciones en Malí y Burkina Faso, principalmente contra el ejército maliense, las milicias de apoyo y el Grupo Wagner.

El ISWAP sigue centrado en operaciones en toda la zona de Borno y Yobe. Se informó de fuertes enfrentamientos con el ejército nigeriano y las fuerzas de la MNJTF en la zona del lago Chad. El ISWAP llevó a cabo cuatro ataques suicidas mediante VBIED contra fuerzas nigerianas y de la Unión Africana.

En general, parece haberse producido un ligero desplazamiento geográfico de los atentados. El número de operaciones terroristas reivindicadas descendió en Nigeria. Por otro lado, Burkina Faso, Níger y Camerún experimentaron un aumento constante de atentados reivindicados desde marzo de 2023. Nada indica un cambio de prioridades por parte de ISWAP. Más bien, el menor número de atentados en Nigeria parece ser una mera coincidencia.

Tabla 1: Ataques reivindicados (diciembre de 2022 – mayo de 2023)

Tabla 2: Ataques reivindicados por grupo (diciembre 2022 – mayo 2023)

Tabla 3: Atentados reivindicados por país (diciembre 2022 – mayo 2023)

Source: https://twitter.com/J_LuengoCabrera/status/1653881764924760064?s=20

Ataques por país

A pesar de la ligera reducción del número de atentados en mayo, Nigeria sigue siendo el país con el mayor número de atentados reivindicados (22). Cuatro de estos atentados iban dirigidos contra las Fuerzas de la Unión Africana MNJTF en la zona de Borno. El ISWAP afirmó que docenas de soldados murieron en tres ataques entre el 10 y el 14 de mayo. Estas afirmaciones fueron refutadas por la MNJTF. La MNJTF y el ejército nigeriano afirmaron haber matado a más de 55 combatientes del ISWAP durante esos días.

Además, el ISWAP reivindicó cuatro atentados suicidas diferentes en la región del lago Chad durante la segunda semana de mayo. En una declaración de la agencia de noticias A’maq, vinculada al ISIS, el grupo afirmó que los dos primeros ataques mataron a 55 soldados de la MNJTF.

Durante el mes de mayo, la propaganda terrorista en la región hizo 20 referencias a Mali. El ISGS reivindicó seis atentados dirigidos contra el MNJTF y las milicias locales. Además, ISGS también afirmó que había identificado y matado a un «espía». JNIM centró sus operaciones en el ejército maliense y en el Grupo Wagner. Sin embargo, ninguno de estos ataques tuvo una envergadura significativa.

En Burkina Faso, se reivindicaron 16 atentados, seis por parte del ISGS y el resto por el JNIM. De forma similar a la situación en Mali, el ISGS parece haber atacado principalmente a sus fuerzas rivales del JNIM y a la milicia local, mientras que el JNIM parece haberse centrado en objetivos militares. En general, el deterioro de la situación de seguridad en Burkina Faso continúa, como se muestra en la siguiente infografía:

Source:https://twitter.com/Wamaps_news/status/1652958176248053763?s=20

Níger fue testigo de dos atentados reivindicados por ISGS e ISWAP. Uno de los ataques iba dirigido contra el ejército nigerino y el otro contra el JNIM. En ambos ataques se reivindicaron varias bajas. Según declaraciones propagandísticas vinculadas al ISGS, el ataque contra el JNIM causó un número importante de bajas entre las fuerzas de esta coalición afiliada a Al Qaeda.

En Camerún, ISWAP reivindicó un ataque. No se informó de víctimas.

Ataques por afiliado

ISGS

Cinco de los atentados reivindicados tuvieron lugar durante el mes de Ramadán y se dirigieron contra el JNIM (al menos 16 muertos), milicianos afiliados al ejército burkinés (al menos 28 muertos) y un presunto espía que fue ejecutado por el grupo terrorista. Las operaciones reivindicadas más recientemente se centraron en la zona de Menaka, principalmente contra el JNIM y las milicias locales.

ISWAP

Casi todos los atentados reivindicados por ISWAP se produjeron en la zona de Borno. Esta provincia, situada en el noreste de Nigeria, está cerca del lago Chad, una región que tiene una larga historia de infiltración terrorista que abarca a todos los países que bordean el lago.

La mayoría de los atentados reivindicados por ISWAP fueron de impacto relativamente bajo. Sin embargo, hubo algunas excepciones. Cuatro operaciones diferentes dirigidas contra las Fuerzas de la Unión Africana (MNJTF) fueron reivindicadas por el ISWAP y se presentaron como grandes éxitos en los esfuerzos del grupo terrorista por obstaculizar el avance de las MNJTF y del ejército nigeriano hacia sus posiciones. Esta serie de atentados tuvo lugar entre el 10 y el 14 de mayo. El 10 de mayo, el ISWAP llevó a cabo un ataque suicida contra un convoy de soldados nigerianos y de la MNJTF utilizando un VBIED. Esta táctica era una práctica habitual tanto en Siria como en Irak, pero no es típica en el Sahel. Esto podría indicar una evolución de los métodos utilizados por los grupos vinculados al ISIS en la región.

Ya se observa un aumento constante de esta táctica. El especialista en VBIED Hugo Kaaman argumenta: «El ISWAP ha reivindicado un total de 21 ataques con SVBIED [artefactos explosivos improvisados suicidas transportados en vehículos] contra las fuerzas nigerianas y de la MNJTF en la provincia de Borno, en el noreste de Nigeria, desde principios de 2021, uno cada 41 días. Sin embargo, la mayoría de los ataques se agrupan en picos anuales en torno a marzo-mayo y se utilizan sobre todo con fines defensivos».

Vincent Foucher, analista de la política en África occidental, señaló al autor que el avance de las fuerzas de la MNJTF hacia el núcleo del territorio controlado por el ISWAP fue probablemente una de las razones por las que el grupo recurrió a la nueva táctica de los atentados suicidas mediante VBIED.

Como es habitual, los medios de propaganda vinculados al ISIS elogiaron a los terroristas suicidas publicando su kunya [nombre de guerra] y su foto en la agencia de noticias A’maq y en la revista semanal del grupo an-Naba’.

Source: https://twitter.com/HKaaman/status/1659178478439202818?s=20

JNIM

JNIM, la coalición afiliada a Al Qaeda en el Sahel, concentró la mayoría de sus operaciones en Malí, principalmente dirigidas contra las fuerzas armadas malienses. Tres atentados iban dirigidos contra mercenarios del Grupo Wagner. En Burkina Faso se reivindicaron diez operaciones, todas ellas dirigidas contra el ejército del país.

El grupo hizo una declaración notable que no se refería a sus propias operaciones. Más bien, el JNIM acusó directamente a los mercenarios del Grupo Wagner de haber asesinado a cinco aldeanos en la zona de Mopti. Con tales afirmaciones, el JNIM pretende convencer a su audiencia de que apoyan a los aldeanos, siguiendo una estrategia de «corazones y mentes» en lugar de imponer una interpretación estricta del islam a los lugareños, como está haciendo su adversario ISGS.

Conclusión

En general, el alto nivel de inseguridad provocado por una amenaza terrorista cada vez mayor en la región continúa y se ha convertido en una especie de nueva normalidad. Mientras que en Siria e Irak, el corazón del ISIS, se observa un mínimo histórico de operaciones, los atentados en el Sahel se mantienen en un nivel muy alto. Los acontecimientos más llamativos del mes pasado fueron los fuertes enfrentamientos con las fuerzas de la MNJTF, incluidos cuatro ataques suicidas con VBIED. Las continuas luchas internas entre el ISGS y el JNIM también continuarán probablemente en los próximos meses. Es probable que los enfrentamientos con el Grupo Wagner aumenten a medida que los mercenarios rusos sigan reforzando su presencia establecida en toda la región.

La cuestión, como siempre, sigue siendo qué parte implicada está más cerca de la verdad: si los terroristas yihadistas que afirman haber matado a un número significativo de miembros de las MNJTF y de las fuerzas nigerianas en los cuatro atentados suicidas reivindicados, o las MNJTF que afirman haber repelido los atentados y haber conseguido avances significativos en su batalla contra la insurgencia terrorista en toda la región. Sin embargo, dada la resistencia de las operaciones terroristas en Nigeria durante las últimas décadas y el continuo deterioro de la situación general de seguridad, los informes sobre éxitos militares en Nigeria deben tomarse con cautela.

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel