Burkina Faso toma el relevo de Afganistán como país más afectado por el terrorismo

El año pasado Burkina Faso superó a Afganistán como país más afectado por el terrorismo, con casi 2.000 muertos, a medida que el epicentro del terrorismo mundial se desplaza de Oriente Próximo al Sahel.

Soldado de Burkina Faso durante maniobras militares (c) Defense Web

Así se desprende de un nuevo informe del Instituto para la Economía y la Paz (IEP). Su Índice de Terrorismo Global 2024 registró el año pasado 1 907 muertes y 442 heridos relacionados con el terrorismo.

Las muertes por terrorismo han aumentado sucesivamente cada año desde 2014, cuando no se registró ninguna muerte. Las muertes pasaron de 1 135 en 2022 a 1 907 en 2023, un aumento del 68%, a pesar de que el número de atentados disminuyó casi un 16% el año pasado. Es el segundo año consecutivo en el que mueren más de mil personas en atentados terroristas en Burkina Faso.

El aumento de las muertes coincidió con una mayor frecuencia de ataques contra civiles, que ahora representan más de la mitad de las víctimas.

El noroeste de Burkina Faso, cerca de las fronteras con Níger y Mali, fue la zona donde se produjeron más atentados, casi la mitad de todos los perpetrados en 2023. De los 1 907 muertos del país en 2023, 1 000 se produjeron a lo largo de la frontera con Níger, en el Centro-Norte y el Este. El atentado más mortífero de Burkina Faso en 2023 se produjo en esta zona. En febrero, al menos 71 soldados murieron en una emboscada. Las fuerzas de seguridad afirmaron haber matado a 160 asaltantes en el combate, y el Estado Islámico (EI) reivindicó la autoría del ataque. Este fue el quinto atentado más mortífero del mundo en 2023, señaló el IEP.

Los civiles fueron el grupo más atacado por quinto año consecutivo, con 1 132 muertes o más del 59% de todas las muertes relacionadas con el terrorismo en el país.
Esto supone un aumento de más del 56% en comparación con el año anterior, en el que murieron 725 civiles.

Jamaat Nusrat Al-Islam wal Muslimeen (JNIM) sigue siendo el grupo terrorista más destacado en Burkina Faso, aunque los atentados permanecieron estáticos durante el periodo, las muertes casi se quintuplicaron, pasando de 134 en 2022 a 616 en 2023. Esto se tradujo en un aumento de la letalidad de sus ataques en Burkina Faso, con un promedio de casi 20 muertes por ataque, un aumento significativo de 3,9 muertes por ataque en 2022.

«Estado Islámico también aumentó su actividad en Burkina Faso, reivindicando la autoría de siete atentados frente a los dos del año anterior. Aunque el número total de ataques del EI en el país sigue siendo relativamente bajo, las muertes aumentaron significativamente, superando por primera vez los 100 con 174 muertes atribuidas al grupo», declaró el GTI.

El informe evaluó que es muy probable que el número de muertes de las que fueron responsables ambos grupos sea significativamente mayor, ya que el 85% de los atentados y el 59% de las muertes en el país se atribuyeron a grupos yihadistas desconocidos. Esto sitúa a Burkina Faso entre los países con mayor índice de atentados y muertes por terrorismo no reivindicados del mundo.

El deterioro de Burkina Faso en el Índice de Paz Global 2024 refleja sus malos resultados en el Índice de Paz Global 2023, ya que el país registró el mayor deterioro de la paz en el África subsahariana. La formación de la Alianza de Estados del Sahel, una colaboración entre Mali, Burkina Faso y Níger, representa el esfuerzo de la región para combatir el terrorismo. En enero de 2024, esta alianza se retiró de la CEDEAO. La alianza se formó tras la retirada de las tropas francesas y de la ONU.

Dados los sucesivos años de escalada de violencia y la incierta situación política, es probable que Burkina Faso experimente nuevos aumentos del terrorismo, según determinó el IEP.

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel