Monitor del Sahel Marzo 2023

Análisis mensual de actividades yihadistas, conflictos armados y la situación bélica en la región

Pieter Van Ostaeyen
Counter Extremism Project

Este cuarto informe analítico mensual sobre las observaciones de fuentes abiertas de las actividades yihadistas en todo el Sahel se centrará en los acontecimientos más significativos ocurridos en marzo de 2023.

El mes de marzo coincidió en parte con el mes sagrado del Ramadán, que para muchos grupos extremistas y terroristas es tradicionalmente el «mes de la Yihad» en el que realizan esfuerzos adicionales para llevar a cabo operaciones. A lo largo de la última década, el Estado Islámico (EI) y las facciones de Al Qaeda de todo el mundo han llevado a cabo ofensivas durante el Ramadán. Aunque este año no se ha producido un aumento significativo de los atentados en el corazón del EI -Siria e Irak-, el Sahel ha sido testigo de un notable incremento de las operaciones del EI y de Al Qaeda. Además, dado que el Ramadán comenzó el 23 de marzo y finalizará el 20 de abril, cabe esperar un aumento del entorno de operaciones durante el mes de abril.

De febrero a marzo, el número de atentados reivindicados aumentó cerca de un 27%, pasando de 41 a 52 reivindicaciones. Esto indica probablemente un futuro aumento de las reivindicaciones de atentados durante el resto del mes de Ramadán.

Ataques en el Sahel – Tendencias generales

Una recopilación de todos los ataques perpetrados en la región en 2022 muestra un panorama cada vez más desesperado. En 2022 se contabilizaron nada menos que 3.574 incidentes, la mayoría de los cuales fueron reivindicados por el JNIM. Los atentados perpetrados por el JNIM en 2022 casi se duplicaron con respecto al año anterior.

https://acleddata.com/conflict-watchlist-2023/sahel/

En términos generales, el impacto global de la mayoría de los atentados reivindicados durante marzo de 2023, es más bien bajo, al igual que en los meses anteriores. Hubo, sin embargo, unos pocos sucesos que implicaron docenas de víctimas:

  • 17 de febrero: Ataque de ISGS en Burkina Faso dirigido contra el ejército burkinés; región de Oudalan; alrededor de 70 muertos, decenas de heridos y cinco capturados.
  • 10 de febrero: Ataque de ISWAP en Nigeria contra el ejército nigeriano; región desconocida; 45 muertos
  • 22 de febrero: Ataque del ISGS en Burkina Faso contra el ejército burkinés; región de Oudalan; decenas de muertos y heridos
  • 2 de marzo: Ataque del ISGS en Malí contra el JNIM; región de Menaka; 40 muertos, varios heridos y un capturado
  • 9 de marzo: Ataque del ISWAP en Nigeria contra milicias; región de Dikwa; 45 muertos
  • Primavera: Ataque del ISWAP en Nigeria contra presuntos espías y milicianos; región de Dikwa; unos 35 muertos

Otro incidente muy destacable es cuando la revista an-Naba’ del IS informó el 2 de marzo de que un mes antes la Hisba (policía religiosa) había capturado a dos «hechiceros» en Tira, Níger. Ambos hombres fueron decapitados públicamente y an-Naba’ publicó una foto de las ejecuciones. El EI suele remitirse al Corán, sura II «al-Baqara», versículos 101 y 102, para justificar las decapitaciones:

Traducción:
Cuando les ha llegado un mensajero de Alá -confirmando sus propias Escrituras- algunos de la Gente del Libro echan el Libro de Alá a sus espaldas como si no lo conocieran.

Ellos ˹en cambio˺ siguieron la magia promovida por los demonios durante el reinado de Salomón. SalomÛn nunca descreyÛ, m-s bien los demonios descreyeron. Enseñaron magia a la gente, junto con lo que había sido revelado a los dos ángeles, Hârût y Mârût, en Babilonia. Los dos ángeles nunca enseñaron a nadie sin decir: «Sólo somos una prueba ˹para vosotros˺, así que no abandonéis ˹vuestra˺ fe». Sin embargo, la gente aprendiÛ ˹magia˺ que causaba una ruptura ˹incluso˺ entre marido y mujer; aunque su magia no podÌa daÒar a nadie salvo por la Voluntad de Allah. Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba, aunque ya sabían que quien comprara magia no tendría parte en el Más Allá. Miserable en verdad fue el precio por el que vendieron sus almas, ¡si tan sólo lo supieran!

El EI interpreta con entusiasmo estos dos versículos como una justificación para decapitar sin más a cualquiera que practique una forma percibida como desviada del islam o se adhiera a creencias tribales y populares. Aunque la decapitación pública de las dos víctimas no fue el primer incidente de este tipo en la región, ha pasado un tiempo considerable desde que los medios de propaganda vinculados al EI publicaron un incidente tan horripilante.

Atentados por país

El mayor número de atentados fue reivindicado en Mali, con un total de 19 incidentes denunciados. Nigeria ocupa el segundo lugar con 18 reivindicaciones, seguida de Burkina Faso con 12. Sólo se reivindicaron dos ataques en Níger y uno en Camerún.

La situación actual es tan precaria que los servicios diplomáticos franceses declararon zona prohibida todo el territorio de Malí, Chad, Níger y Burkina Faso. La mayor parte de Mauritania también se encuentra bajo una prohibición en la que, en ciertas zonas, el gobierno francés desaconseja formalmente viajar y, en otras zonas, sólo se aconseja viajar si existe una razón importante. Esto significa que la mayor parte de la región es considerada insegura por el gobierno francés.

Mapa 2: Situación de la seguridad en el Sahel
Fuente: https://www.diplomatie.gouv.fr/fr/conseils-aux-voyageurs/informations-pratiques/article/securite-au-sahel-07-04-2023

La valoración del gobierno francés no sólo se basa en el importante número de atentados terroristas en todos los países de la región. Además, también se producen regularmente otros incidentes de seguridad como secuestros y asesinatos al azar. Por ejemplo, a principios de marzo dos trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) fueron secuestrados en el norte de Malí. El CICR dijo en Twitter que los secuestros tuvieron lugar entre las ciudades septentrionales de Gao y Kidal, un conocido punto caliente de la violencia yihadista y de las milicias. «Confirmamos el secuestro de dos de nuestros colegas esta mañana… Pedimos que no se especule sobre el incidente para no obstaculizar su resolución», dijo el CICR en Malí.

Ataques de afiliados:

ISWAP

La mitad de los atentados más mortíferos han sido reivindicados por ISWAP. Esta rama del IS centra principalmente sus ataques contra funcionarios del gobierno o milicianos que apoyan al ejército. Además, ISWAP continúa su brutal campaña contra su rival Boko Haram. A principios de marzo, se informó de que el ISWAP había matado a más de 200 combatientes de Boko Haram y a sus familias. Se dice que otros 560 de ellos, incluidos altos mandos, combatientes y secuestrados, se han rendido al ejército.

La mayoría de las operaciones reivindicadas por el ISWAP se concentraron en Nigeria, más concretamente en la provincia nororiental de Borno, cerca de la frontera con Chad.

Mapa 3: Zona de Borno, Nigeria

ISGS

Once ataques a lo largo de todo el mes fueron reivindicados por ISGS. La mitad de los ataques de mayor impacto fueron reivindicados por ISGS. Uno de los ataques se llevó a cabo contra un campamento del JNIM. Supuestamente murieron 40 combatientes del JNIM, algunos resultaron heridos y uno fue capturado. Los dos incidentes más notables fueron reivindicados por ISGS: la ejecución de dos hombres acusados de espiar para el Grupo Wagner y la decapitación de dos «hechiceros» antes mencionada.

En Burkina Faso, la zona de Dori, que coincide aproximadamente con uno de los parques nacionales del país, es una de las regiones más activas para los ataques del ISGS. Esto demuestra que ISGS aumenta continuamente su zona de operaciones más allá de su núcleo en Mali.

Ejecución de supuestos espías del Grupo Wagner
Decapitación pública de dos personas por «brujería».
Mapa 4: Área de Dori, Burkina Faso

JNIM

El JNIM estuvo muy activo durante todo el mes de marzo de 2023, con un total de 23 atentados reivindicados. Estos se concentraron en Mali y Burkina Faso. Sin embargo, a pesar de este número relativamente elevado de ataques reivindicados, el promedio de víctimas por ataque siguió siendo bajo. Todos los objetivos eran el ejército o la gendarmería. A diferencia de los atentados reivindicados por sus homólogos del IS, los ataques del JNIM no se concentran de forma significativa en ninguna región específica. Los atentados se reparten por toda la región, con una ligera concentración de ataques en Mali, el corazón de las operaciones del JNIM.

Conclusión

Los datos recopilados en marzo demuestran una tendencia continua hacia una inestabilidad cada vez mayor en la región del Sahel. El número de incidentes violentos reivindicados por grupos terroristas sigue aumentando. El mes de marzo, en particular, registró un fuerte aumento de los incidentes reivindicados en un 27%, en comparación con febrero. Esto se debe en parte al comienzo del Ramadán, que tradicionalmente es un mes de mayor actividad terrorista (del 23 al 31 de marzo o del 1 al 9 de Ramadán). Queda por ver si esta tendencia se mantendrá durante el resto del Ramadán, que finaliza el 20 de abril. No obstante, como demuestran los datos relativos a los incidentes terroristas de 2022, la región está cada vez más fuera de control. Varios gobiernos de la región han perdido la iniciativa militar y política frente a las redes vinculadas al EI y a Al Qaeda que operan en sus países y sólo reaccionan ante la creciente amenaza a la seguridad sin capacidad para invertir esta tendencia. Esta situación, unida a nuevos incidentes de seguridad con un componente delictivo, como los secuestros, ha llevado al gobierno francés a evaluar que la mayor parte de la región ya no es segura para viajar.

 

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel