Las fuerzas francesas eliminan al líder del Daesh en el Sahel

Adnan Abu Walid al-Sahraoui creó el grupo terrorista en 2015 y, desde entonces, ha organizado varios atentados en la región africana

PHOTO/REWARDS FOT JUSTICE via AP – Emmanuel Macron anunció la muerte de al-Sahrawi calificando el suceso como «un gran éxito» para los militares franceses después de más de ocho años luchando contra los extremistas en el Sahel

MARGARITA ARREDONDAS
Atalayar

En los últimos años, la zona del Sahel ha experimentado un preocupante incremento del terrorismo. Tanto Al Qaeda como el Daesh se han desplazado a esta región africana y han establecido sus propios grupos en el territorio, causando cientos de muertes, desplazados e inestabilidad.

Francia ha sido uno de los países más relevantes en la lucha contra el terrorismo en la zona. En 2014 anunció la Operación Barkhane con el objetivo de derrotar el yihadismo en el Sahel cooperando con las fuerzas armadas locales. Sin embargo, el pasado junio París puso punto final a la misión africana. El presidente Emmanuel Macron aseguró que a principios de 2022 todas las tropas estarán de vuelta en el país galo.

No obstante, a pesar del anuncio de la retirada, Francia sigue involucrada en la lucha antiterrorista. Prueba de ello es la reciente muerte de Abnan Abu Walid al-Saharaoui, jefe de la organización Daesh en el Gran Sáhara (ESGS) y uno de los principales líderes terroristas en el Sahel. Esta captura demuestra el compromiso francés en la guerra contra el yihadismo.

“Este es otro gran éxito en nuestra lucha contra los grupos terroristas en el Sahel”, escribió Macron en su cuenta personal de Twitter. “La Nación está pensando esta noche en todos sus héroes que murieron por Francia en el Sahel en las operaciones de Serval y Barkhane, en las familias desconsoladas, en todos sus heridos. Su sacrificio no es en vano. Con nuestros socios africanos, europeos y estadounidenses, continuaremos esta lucha”, añadió. Desde 2013, año en el que el expresidente François Hollande lanzó la Operación Serval (antecesora de Barkhane) hasta enero de 2021, 51 soldados franceses han sido asesinados por grupos terroristas de la región. En ese mes, cinco militares murieron en una semana en atentados perpetrados por yihadistas.

Florence Parly, ministra de las Fuerzas Armadas, reiteró las palabras del presidente Macron asegurando que este suceso es “un golpe decisivo contra este grupo terrorista”. “Nuestra lucha continúa”, agregó Parly. Durante el verano, soldados franceses asesinaron a otros dirigentes del ESGS.

“Enemigo prioritario” en el Sahel

Abnan Abu Walid al-Saharaoui fundó el Daesh en el Gran Sáhara (ESGS) en 2015. Anteriormente formó parte del Frente Polisario saharaui y de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Con la creación del ESGS, el terrorismo se expandió a lo largo de la frontera entre Malí y Níger, países que fueron testigos de sangrientos ataques yihadistas.

Uno de los atentados más mediáticos sucedió en octubre de 2017, cuando el grupo de Abu Walid atacó una patrulla conjunta de Estados Unidos y Nigeria en la región nigerina de Tongo Tongo. Esta operación provocó la muerte de cuatros soldados estadounidenses y cuatro nigerianos, lo que llevó al Departamento de Estado de Washington designar a Abu Walid “terrorista global”. No obstante, este grupo también ha asesinado a cientos de civiles y soldados de otros países vecinos.

La institución estadounidense ofreció una recompensa de hasta 5 millones de dólares a todo aquel que facilitase información sobre el yihadista, incluido en la “lista negra”. También, durante la cumbre de Pau en enero de 2020, Francia designó a AQMI “enemigo prioritario” en el Sahel.

Abu Walid es el principal sospecho de organizar la mayoría de los atentados en la zona de las “tres fronteras”, un extenso territorio entre Malí, Níger y Burkina Faso. En agosto de 2020 ordenó personalmente el asesinato de seis cooperantes franceses, su guía y su conductor nigerino.

Por desgracia, la muerte de Abu Walid no supone el fin del terrorismo en la región. Aunque hayan asesinado a su líder, el Daesh en el Gran Sáhara todavía cuenta con adeptos. Por otra parte, también existen otras organizaciones igual de radicales, como el Grupo de apoyo al islam y a los musulmanes (GSIM, por sus siglas en francés), Ansarul islam (Defensores del islam), Provincia del Daesh en África Occidental (ISWAP) y el Boko Haram.

Además, algunos de estos grupos están enfrentados entre sí, como por ejemplo el Boko Haram y el ISWAP. El ISWAP, que juró lealtad al Daesh, asesinó a Abubakar Shekauk, líder del Boko Haram por considerarlo “demasiado violento”.

Estas luchas de poder, sumadas a los brutales atentados se cobran la vida de cientos de civiles, acentúan la crisis humanitaria y el flujo de desplazados en la región del Sahel.

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel