Actividad yihadista en Mali occidental

Análisis de la actividad yihadista y los acontecimientos relacionados con la seguridad en las regiones de Malí Occidental-Kayes, Koulikoro, Segou, Sikasso, Tombuctú y Taoudenni-durante noviembre de 2023.

SAHEL DISPATCH

Nos centramos en Malí Occidental que alberga ricos yacimientos minerales y varias minas industriales, que generan la mayor parte de los ingresos de Malí. También limita con Senegal, Guinea, Mauritania y Costa de Marfil, que tienen núcleos de población y un amplio comercio, negocios e inversiones.

A lo largo de noviembre, la situación de la seguridad en el oeste de Malí se mantuvo más o menos igual que en octubre. La actividad yihadista aumentó en la región de Koulikoro, mientras que disminuyó en las regiones de Segou y Tombuctú/Taoudenni. Al igual que en octubre, hubo poca actividad yihadista en las regiones de Kayes y Sikasso.

Uno de los acontecimientos más significativos de este mes se produjo el 14 de noviembre, cuando las Fuerzas Armadas Malienses (FAMa) y el grupo ruso Wagner se hicieron con el control de la ciudad septentrional de Kidal. Esto marcó la primera vez en una década que Bamako mantenía el control de la ciudad.
Otros acontecimientos de este mes fueron el anuncio por parte de la MINUSMA de que se comprometían a completar su retirada antes del 31 de diciembre. Sin embargo, la evacuación siguió intensificando las rivalidades por el control del norte del país.

Los grupos yihadistas JNIM y Estado Islámico parecían ser tan fuertes como siempre. Sin embargo, encontramos pocas pruebas que indiquen si sus capacidades aumentaron o disminuyeron durante el mes pasado.

En cuanto a las bajas, fue otro mes brutal. Mali fue testigo de al menos 404 muertes confirmadas a lo largo de noviembre. Entre las víctimas mortales había civiles, yihadistas, soldados de las FAMa y mercenarios del grupo Wagner. Esto supuso menos muertes que en octubre. Sin embargo, el número de muertes sigue siendo alarmantemente alto y la seguridad de los civiles sigue estando en peligro.

En general, la situación de seguridad siguió siendo inestable, aparte de los éxitos destacados de las FAMa, como la toma de Kidal.
No se ha observado un repunte de la violencia en otros lugares, a pesar de que la atención de las FAMa y del Grupo Wagner se centró en el norte. Lasamenazas regionales a largo plazo en Costa de Marfil, Guinea, Senegal y Mauritania siguen siendo algo que hay que vigilar de cerca.

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel