Actividad yihadista en el litoral de África Occidental

Análisis de la propagación del yihadismo desde el Sahel hacia las zonas septentrionales de Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín, a menudo denominadas África Occidental Litoral

SAHEL DISPATCH

En octubre, dos atentados yihadistas y un enfrentamiento armado con las fuerzas de defensa y seguridad en Benín se saldaron con al menos un muerto y tres secuestros. En respuesta al aumento de la inseguridad, el Ministerio de Asuntos Exteriores francés emitió una advertencia de viaje para visitar o trabajar en Benín.

En Togo, dos atentados yihadistas causaron al menos seis muertos. Las fuerzas armadas togolesas también llevaron a cabo un ataque aéreo contra posiciones yihadistas en Burkina Faso.

En Ghana, las fuerzas de defensa y seguridad detuvieron a militantes armados en la región del Alto Este. También nos preocupan las tensiones fronterizas con la vecina Burkina Faso. Este mes, residentes del norte de Ghana denunciaron la desaparición de siete ciudadanos ghaneses en Burkina Faso, culpando a las fuerzas de seguridad burkinesas.

Las fuerzas de seguridad burkinesas detuvieron a dos gendarmes de Costa de Marfil que habían cruzado a Burkina Faso mientras perseguían a unos mineros artesanales de oro. Siguen en cautividad y se están llevando a cabo negociaciones entre ambos países para su liberación y sobre cuestiones fronterizas más amplias.

Los incidentes transfronterizos de este mes entre Burkina Faso y Ghana y entre Burkina Faso y Costa de Marfil ponen de relieve el carácter transfronterizo no sólo de los grupos yihadistas sino de las poblaciones y sus actividades económicas. Es necesario mejorar la coordinación y la comunicación a nivel local entre las fuerzas de seguridad de los países y los grupos de población. El deterioro de las relaciones afectará negativamente a la capacidad de los países para contrarrestar la expansión del yihadismo.

La situación de la seguridad en las zonas septentrionales de Benín, Costa de Marfil, Ghana y Togo todavía no está afectando significativamente a las inversiones en la región. Sin embargo, una expansión yihadista hacia el sur, hacia los centros de población y de negocios de los países, afectaría a las inversiones y a las operaciones. Los inversores deben permanecer atentos a la respuesta militar y sociopolítica de los gobiernos de estos países al yihadismo y a la violencia en sus regiones septentrionales para anticiparse a posibles perturbaciones futuras.

Suscríbete a nuestra newsletter – El observatorio del Sahel